sábado, 26 de noviembre de 2016

"Recuerdos I", libro de poemas de Armando Guerrero Cejudo




“Armando Guerrero Cejudo, el último poeta del campo”

          Recientemente acaba de publicarse (01-03-1987) con el título de “Recuerdos I” el cuarto libro de poesía del poeta Armando Guerrero Cejudo, un granadino que un día bajó de la Contraviesa para quedarse con la luz de nuestro mar Mediterráneo; Armando más conocido por dedicarse a la enseñanza del Karate, puede parecer una paradoja su actividad literaria, aunque no es menos conocido como escritor dentro de los círculos culturales granadinos. Lleva viviendo más de nueve años a caballo entre Granada y Motril, se confiesa atrapado por la magia  y el color de los flujos motrileños.
         Entre sus libros publicados destacan especialmente “Sueños y delirios”, “El tren”, “Todos los poemas de amor son ridículos” y este último que con el título de “Recuerdos I” es un canto de sensaciones y fuerte atracción hacia la naturaleza y su lenguaje cognitivo.

El autor desnuda de esta manera lo que puede ser su sensibilidad interior…

Uno ama el campo
y el trasiego de mulos y animales
…Hay una alegría
en los labriegos
en sus roturas remiendan la tierra
como sus esperanzas.
Y toda una vida sueñan en siembras
y recolecciones que nunca se cumplen.
De estos lugares, solo queda el silencio
         
          Escribir poemas y que se publiquen en un ámbito donde domina el mundo de la imagen, es tarea ardua y poco gratificante; no obstante, si se escribir con calidad, expresividad y originalidad da pié para que se conozca este nuevo trabajo. Recuerdos I viene ilustrado por la fantasía onírica del prestigioso pintor Manuel Ruiz, dominando las formas y el simbolismo en sus dibujos; el lenguaje se presenta sencillo y concreto, buscando en la letra el peso de la experiencia vivida en lo rural; también es un contemplar el paso renovador de las estaciones, la llegada de la primavera, el otoño…

Disparo

Se estremeció el pájaro
y fatigado
dejó caer sus alas
como hojas de otoño

Será diciembre
y el aire será cien veces
más fresco y claro
allá en Motril.
Un flamboyán florecido
habrá llenado de pimientos
rojos sus ramas.

          


           Momentos cotidianos atrapados fuertemente entre los renglones de unos versos, hoy para nosotros el ruido del asfalto apaga esta fuerza latente de la madre naturaleza, nuestro autor la regenera como agua de un río de poemas.
Decía morirse
se apoyó
contra el prisco
se quedó con los
ojos llenos
de nubes
Amanece
en la cresta
de los gallos.
Sollozos al sol.
herida en el cielo
ensangrentados vendajes
de nubes.

          Resulta contradictorio que donde nuestros escritores destacan con luz propia dentro del ámbito nacional apuntalando día a día el sentir del carácter sureño, sea precisamente aquí donde el desinterés, la falta de apoyo e ignorancia se dan la mano; un merecido acercamiento sería el reconocimiento justo a estos jóvenes valores.

Manuel Martín Gálvez
Artículo publicado en "El Faro" en el año 1987



Nota de Armando Guerrero Cejudo:

Manuel Martín Gálvez. Gracias, gracias por el bello artículo que sirve de prólogo y le da sentido y significado a un libro que ha servido de base a una obra muy especial y gracias por haberme sorprendido en el tiempo al leer tu reseña de la que no tenía noticias después de tantos años… 
Me ha llenado de alegría y satisfacción como si fuera actual. Ese libro escrito en el tiempo ha sido la semilla de una obra extensa y de la que me siento identificado por ser parte de mi niñez y la historia de labriegos y pueblerinos de una forma de vida que ya no existe. 
(Sierra nevada últimos poemas) De hecho lleva el nombre de una página web que aún no está operativa debido a que mi amigo Emilio no la ha finalizado.

Gracias amigo por haber sido el único de tener este detalle.